viernes, 7 de noviembre de 2014

A Manolo no le gusta quedase solo en casa, pero si antes de salir le dices: "Lito, ahora vuelvo" como que se queda más tranquilo. Pero sobre todo, si cuando regresas vuelves cargado con la compra no le importa ¡nada!

Si, porque sabe que si no le caen chuches, le cae una bolsa de comida o una de arena,  el caso es que es un egocéntrico y le encanta que haya algo para él. Claro que no todos los días son fiesta y no siempre le puede caer algo, así que esos días se conforma con la caja de leche.

El tío se apodera de ella y de ahí no hay ¡quién le baje! y si hay más de una, pisotea las dos. En fin... es una guerra con él, de hecho fuimos a comprar el lunes y todavía no hemos podido guardar la caja. Gatos...




3 comentarios:

  1. Les encanta meter el hocico en las bolsas a ver qué traes... Son de lo más cotillas. Me encantan. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, si, si... son de lo más jajajaj. Besotes.

      Eliminar
  2. Jajaja menudo cuidado hay que tener con ellos :D

    25+6

    ResponderEliminar

¡¡¡Muchas gracias por tu comentario!!!

Related Posts with Thumbnails

Como pasa el tiempo....

No te pierdas lo nuevo de Revuelto de Neuronas en tu email,¡suscríbete!:

Delivered by FeedBurner

¡¡¡Sigueme!!!

¡Ojo! aquí quedas fichado...