viernes, 29 de mayo de 2015



En casa la política no es lo primero de lo que hablamos, aunque siempre hay algún pequeño debate. Eso sí, cuando toca elegir papeleta ninguno  lo tiene claro, sobre todo con tantas opciones y todas tan buenas  ¿verdad?

Ironías a parte cuando llega el gran momento, una se aturulla con tanta propaganda y aunque siempre tengo una idea más o menos clara (más bien menos que más) siempre consulto a mi oráculo particular: Lito. 

Si veras, a Lito le importa un bledo todo pero si le pides su opinión se pringa, es algo así como el pulpo Paul… ¿os acordáis de él? Pues eso,  que le puse todas las opciones delante y le animé a darme su opinión y el ganador fue… ¡CIUDADANOS! 

Por lo que se ve este bichejo apuesta por un cambio, y estoy pensando que igual es su manera de protestar,  porque acto seguido se fue al tarro de la comida a maullar ¿será que no le doy sufriente pienso? 


 
jueves, 28 de mayo de 2015



Teniendo una familia tan extensa, una nunca se libra de celebraciones y en esta ocasión tocó comunión. Hubiera preferido poder quedar de nuevo con Carlos pero lo hemos tenido que aplazar, bien por los compromisos familiares, bien por su trabajo. 

Eso sí, me muero de ganas de contarle a todo el mundo que estoy con un ¡bomberooo! Pero claro,  con solo una primera cita y unas cuantas conversaciones por Whatsapp no es prudente ¿no? No me gustan los secretos de estado, me sangra la lengua de tanto mordérmela, pero ni modo. 

En fin, en esto de las celebraciones familiares lo único que realmente me gusta es lo de estrenar modelito. Pero como últimamente no estoy muy creativa le he dado más vueltas que una noria: ¿Pantalón y camisa? ¿camisa y falda? ¿vestido?... no sé la de ropa que me he probado, y cuando ya tenía escogido un vestido con muchos colores ¡zas! Aparece un vestido azul eléctrico en el fondo del estante, arrugado y una talla menos que la que utilizó. 

Por un instante dudé,  quizás ni si quiera me entrara, pero…. era anchito y la tela tenía mucha caída, quizás no se me marca nada… claro que si ese era el caso quizás una buena faja lo pude arreglar...  ¡Va!  por probármelo no pierdo nada. Así que ahí fui, con los dos vestidos directa al probador rezando porque aquel nuevo me valiera y… ¡voilà! no solo me entraba, sino que ¡me quedaba perfecto! 

Así que salí de aquella tienda más contenta que unas castañuelas y no solo porque el vestido me encantaba, sino porque al llegar a casa me di cuenta que tenía hasta una sombra de ojos perfecta para él e incluyo un anillo con colores prácticamente idénticos. Me calcé los zapatos de plataforma negros y la cartera a juego e iba divina de la muerte. 

¡Ahh! eso es lo mejor de las celebraciones, pavonearte ante los invitados, la familia, los vecinos… ¡lucir palmito vaya! Hasta que descubres que Merche lleva el mismo vestido que tú, porque va a el bautizo de su recién nacido nieto.  Si, el niño que tuvo su hijo con la exnovia que se marchó a Italia a vivir… y que se reconciliaron después y ahora no solo vienen de visita, sino que también bautizan al muchacho aquí. ¿Te puede imaginar mi cara? ¡Poco faltó para echarme a llorar!

Yo que pensaba que iba moderna y atrevida pero con un punto clásico… y ahora resulta que ¡hasta las viejas visten igual que yo!


miércoles, 27 de mayo de 2015



Esta es una de esas novelas cuya apariencia engaña. Podríamos decir que el título es muy de telenovela o incluso que la portada es algo infantil (ojo que a mí me encanta), pero lo que no se puede ver en un simple vistazo es que el contenido es muy de pensar, muy de reflexionar sobre la vida misma, vamos muy de adulto. 

Una historia de amistad divida en dos en un punto de la vida, llega a nosotros así divida treinta años después. Como si se tratase de un diario nos adentramos en el día a día de Lucía, una ejecutiva imparable y de Eva, una actriz retirada y mamá de una adorable niña como es Lola. Pero como la vida es como una noria, se encontrarán de nuevo y ahí vendrá el meollo de la historia.  Claro que ese ya le tendrás que descubrir tú, no es plan de destripar la novela ¿verdad? Jeje

Si la tuviera que definir con dos palabras diría que es una novela entrañable y muy entretenida. Cualquiera pude sentirse identificado con los hechos que narra la historia, sus personajes son muy naturales y no están nada edulcorados.

Las acciones se desarrollan con total naturalidad, es como si sintieras que tú formas parte de ese círculo de amistad. La autora permite con la narración ir adentrándose en el presente y volar al pasado, para poco a poco ir entendiendo cual fue el motivo de la separación o porque se forjó su amistad.  La narración y los diálogos fluyen fácilmente y nos sirven de mucha ayuda para devorar la novela en apenas una tarde. Porqué cuanto más lees, más quieres saber sobre su historia. 

En este punto he de hacerte una aclaración, si estas en esa época en la que uno tiene el día tonto y sensible, déjala para otro momento salvo que tengas un dineral y puedas gastarlo en clínex. Te aseguro que llorarás ;)
 




Si es bueno querido crítico y además no te deja indiferente, se queda ese regustillo de haber leído algo magnifico. Algo que me encanta de los libros. 

¡Hasta el miércoles!






martes, 26 de mayo de 2015


 
Iban dos. Dos señoras con sus pendientes de perlas, parloteando, con sus morros pintados, con sus taconcitos y sus mejores galas. 

Parece ser que las tacitas de café eran demasiado mona para un sitio como ese y que el café era excesivamente fuerte, pero que la tarta de zanahoria si era estupenda, claro que ¡uff!  Cómo va el metro y no hay sitio y fíjate que todos son jóvenes, pues ese de la maleta se podía levantar que ocupa mucho sitio, y….Espere, espere señora ¿Usted que se ha ido de picos pardos, es la que pide un asiento? ¿Usted que no tiene nada mejor que darle al pico con su amiga en una cafetería? ¿Usted que lleva sus mejores galas es la que exige ir sentada porque es mayor? Si usted es mayor y puede irse de fiesta,  también es mayor para aguantar de pie después de un día de palique,  porqué ¿sabe de dónde vengo señora? ¡¡De Trabajar!!! 

¡Hombre ya! que todo lo achacamos a la edad...


Related Posts with Thumbnails

Como pasa el tiempo....

No te pierdas lo nuevo de Revuelto de Neuronas en tu email,¡suscríbete!:

Delivered by FeedBurner

¡¡¡Sigueme!!!

¡Ojo! aquí quedas fichado...