martes, 19 de abril de 2016


 

Cuando se llega a cierta edad hay que cuidar el cuerpo y dejar a un lado la vergüenza. Por eso el otro día una señora entrada en años, arreglada con su pañuelo al cuello  debió caer en la cuenta de que no había hecho su hora de gimnasia. 

Así que tomo el pañuelo por cada extremo,  lo estiro por encima de sus hombros y… ¡ale sentadilla viene sentadilla va!

¿Quién dice que no tiene tiempo para el deporte?



2 comentarios:

  1. Madre mía... Las cosas que se ven por ahí. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar

¡¡¡Muchas gracias por tu comentario!!!

Related Posts with Thumbnails

Como pasa el tiempo....

No te pierdas lo nuevo de Revuelto de Neuronas en tu email,¡suscríbete!:

Delivered by FeedBurner

¡¡¡Sigueme!!!

¡Ojo! aquí quedas fichado...