jueves, 11 de junio de 2015



A estas alturas parece que hubiera llegado el verano y el calor se ha vuelto insoportable, así que no queda de otra que dormir con las ventanas abiertas. Pero eso en mi calle,  a veces es un inconveniente.

El sábado había tal jaleo en ella que ni al afilador se le escuchaba, (si por mi barrio todavía pasa, seguimos siendo unos anticuados). Así que en pijama de verano, con mis pantuflas de invierno, lo sé no me ha dado tiempo de lavarlas bueno seré sincera, ha sido por vaguería…, salí a la terraza.

-Qué vecina ¿un cafelito?
-No gracias Pepi ¿qué está pasando? ¿Por qué andan con tanto alboroto?
-¿Seguro que no? hija es que tienes una cara de dormida…
-¡Y qué cara quieres que tenga si esta gente me ha despertado con tanto grito pelao!
-Bueno, bueno no te pongas así… pues parece ser que a la Mácu la quieren embargar
-Pero… ¿y eso? ¿No es la casa de su abuela?     
-Sí  pero se fue a la residencia con ganas de dar lata, parece ser que puso como aval el piso y después de que haya muerto pues claro…
-Espera, espera… ¿Cómo? ¿Qué la señora Aurora se ha muerto?
- Si… le dio un derrame cerebral y no lo contó… fue hace unas semanas, pero creo que por entonces tú estabas muy entretenida jiji.

¡Zas! vaya indirectas que lanza mi querida vecina…

-Pobre Mácu… ¿pero eso que tiene que ver?
-Pues parece ser que la señora Aurora tenía trampas hasta en la sopa. Vamos que era una chanchullera de mucho cuidado. Por lo visto en la residencia debía tres meses, e incluso dejó trampas a algunos abuelillos que con toda su buena voluntad le prestaron dinero.
- Quién lo iba a imaginar…
-Y eso no es todo. Parece ser que le había tocado en la lotería un decimillo que compró con otros abuelos pero claro les hizo la trece catorce a los demás y se lo jugó todo al bingo, una noche de tantas que se escapaba por ahí. Menudo elemento.
-No me lo puedo creer…
- Pues créetelo, créetelo que eso es información privilegiada.

Me soltó La Gaceta que en ese momento andaba con el periódico desplegado por debajo de nuestras terrazas. 


2 comentarios:

  1. Madre del amor hermoso. No puede uno fiarse de nadie...
    Por cierto, por mi barrio también pasa el afilador.

    Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente... de nadie!! jejeje Besotes

      Eliminar

¡¡¡Muchas gracias por tu comentario!!!

Related Posts with Thumbnails

Como pasa el tiempo....

No te pierdas lo nuevo de Revuelto de Neuronas en tu email,¡suscríbete!:

Delivered by FeedBurner

¡¡¡Sigueme!!!

¡Ojo! aquí quedas fichado...